Uno de los métodos más frecuentes a los que recurren las parejas infértiles para tener hijos es al alquiler de vientres.



lunes, 31 de mayo de 2010

Procedimiento para alquilar un vientre

Por: Carolina Suárez


María Eugenia* es la madre de una mujer que no puede concebir hijos y está pagando para alquilar un vientre. Por razones de seguridad y de requerimientos de la entrevistada no se puede publicar nombres ni datos personales que implique la seguridad de la persona que alquila el vientre y la que paga por el mismo.


María Eugenia nos cuenta desde su punto de vista cómo ve el desarrollo y el proceso de una mujer que alquila su vientre.


Periodista: ¿Qué opina del alquiler de vientres?


Entrevistada: Yo pienso que es algo que el gobierno debería legalizarlo porque estamos dándole la oportunidad a una madre que realmente anhela tener un bebe y no puede hacerlo


Periodista: ¿Cómo ha sido el proceso de ubicar una persona que alquile su vientre?


Entrevistada: Difícil, porque puede haber mucha gente que se ofrece inclusive por internet, pero uno tiene que conocer realmente quién es, de dónde viene, cómo es su entorno familiar, cómo ha sido su vida tanto física como psicológicamente. Debe ser una mujer que no sea promiscua, que no haya consumido drogas, ni haber consumido alcohol y además tener un organismo completamente sano.


Periodista: ¿Cuál es el proceso legal y psicológico con quien alquila su vientre?


Entrevistada: No tanto por eso, porque uno sabe que si una persona presta su vientre, es porque se está consciente totalmente de que es lo que está haciendo, además ese proceso se hace con psicólogos y con abogados un proceso totalmente legal. Y sobre todo porque se busca a una madre que tenga hijos porque es un tratamiento bastante costoso, para ponerse a ensayarlo con una persona que no ha tenido nunca hijos y que después de todo el proceso resulte infértil.


Periodista: ¿Ustedes acudieron a una clínica especializada y con un registro legal?


Entrevistada: Claro. Nosotros lo hicimos a través del doctor Elkin Lucena, que es el pionero de la fertilidad, entonces él tiene una clínica que no es solamente en Colombia si no en Estados unidos entonces todos los médicos que trabajan allá son especializados.


Periodista: ¿Cuál es el contacto entre la familia y la persona que está alquilando su vientre?


Entrevistada: Total, en el caso nuestro, ella es una hija más, porque gracias a la generosidad de ella, la vida de nosotros y la vida de mi hija y de mi yerno se está prolongando.


Periodista: ¿Cuáles son los cuidados físicos con la persona que está alquilando su vientre?


Entrevistada: Los cuidados son grandísimos, no es lo mismo un embarazo normal digamos a un embarazo in vitro; porque la matriz no está preparada normalmente para recibir un bebe; por tanto los primeros tres meses son de una quietud casi que absoluta.


Periodista: ¿la parte legal de que ellos van a entregar a la niña (o) que papel juega lo legal?


Entrevistada: Claro eso se hace a través de un documento que lo redacta un abogado especializado en eso. Ella tiene claro que no va a conocer al bebe que en el momento en el que nace ella ya no lo vuelve a ver.


Periodista: ¿Ustedes tuvieron contacto con otras mujeres para hacer el procedimiento?


Entrevistada: Si, precisamente tuvimos contacto con otra señora que fue secretaria de mi hijo, ella voluntariamente ofreció su vientre pero desafortunadamente por la edad no se pudo llevar a feliz término, se le realizó el procedimiento pero no progresó.